Desde su pacificación, hace unos cinco años, estas comunidades que se encaraman por las inclinadas colinas se han convertido en el tercer destino turístico de la ciudad.
El viajante busca en estos barrios el contacto con la realidad, espléndidas vistas y bajos precios, aunque durante el Mundial una suite alcanzará los 350 euros.

Una habitación corriente de un hotel de 3 estrellas en la zona sur de Río de Janeiro, la más turística y segura, cuesta unos 150 euros la noche. Sin embargo durante la Copa del Mundo los precios para alojarse en toda la ciudad, incluso en las favelas, se dispararán.
Noticia original >> Hoteles en las favelas de Río de Janeiro, nueva atracción para turistas
Fuente: La Vanguardia -ES